Ayer fue un día de protesta generalizado contra las leyes en marcha llamadas SOPA, para el Congreso, (Stop Online Piracy Act)  y PIPA, para el Senado, (Protect IP Act) en Estados Unidos y Sinde (aunque a otro nivel…) o ley de Economía sostenible en España. Aunque en España la protesta no ha sido tan manifiesta como en Estados Unidos muchos expertos e internautas se han unido a estas protestas.

Esta ley en trámites está revolucionando el mundo por las consecuencias que puede tener a todos los niveles. La revolución en las redes sociales, la cantidad de noticias recogidas en los periódicos sobre este asunto y alguna conversación con amigas, me ha llevado a investigar un poco para intentar entender que es lo que pasa y crearme mi propia opinión al respecto.

Internet según la RAE es: una Red informática mundial, descentralizada, formada por la conexión directa entre computadoras u ordenadores mediante un protocolo especial de comunicación.  Este es el objetivo primordial de estas leyes…regular Internet. Esto, lejos de ser malo es necesario, pero no a cualquier precio.

Por encima del derecho de Propiedad Intelectual, derecho objeto de protección de todas las leyes mencionadas, existe un derecho fundamental de la persona que corre el riego de ser violado en aras al de Protección Intelectual. Este es el derecho a la Libertad de Expresión, recogido en la declaración Universal de los Derecho Humanos en su artículo 19 y concretado en todas las constituciones de sistemas democráticos. Este derecho comprende no solo la capacidad de expresar con libertad lo que se piensa u opina sino que “todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y de recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”

 Las leyes en marcha pretenden articular un procedimiento de control a través del cual desde el departamento de Justicia de los EEUU se investigue, se enjuicie y desconecte a individuos o empresas acusados de compartir (en Internet principalmente) sin permiso, material sujeto a derechos de autor tanto dentro como fuera del país. Ya no se podrá por lo tanto investigar por cualquier medio, ni podremos utilizar el contenido descubierto para compartirlo porque ahora si que habrá limitación, ahora habrá una frontera, que será por un lado la imposibilidad de acceder a algunos contenidos porque se han censurado por indicación de un juez que considera que ataca al derecho de propiedad intelectual, y por otro lado si soy yo quien comparte ese contenido me juzgarán a mi, así que no podré difundirlo.

Pero esto no es lo más grave de la ley SOPA y PIPA. La cámara de Representantes de los Estados Unidos y en concreto el Sr. Lamar S. Smith y su grupo de copatrocinadores creen que tienen el poder del mundo y en consecuencia la potestad de juzgar no solo a los ciudadanos de su país, sino a los de cualquier país pertenezcan o no a su jurisdicción.

En mi opinión es necesario regular el contenido de Internet y proteger el derecho de propiedad intelectual, pero no a cualquier precio. La regulación excesiva y el intervencionismo nunca ha sido la mejor solución. Las leyes concebidas como normas jurídicas han de estar dirigidas al bien general y estos proyectos de ley no parece que se adecuen a esta definición.

Por lo tanto creo que hay que buscar otra solución y elaborar algún sistema de control que no ataque tan directamente el derecho a la libertad de expresión y por supuesto que  tenga aplicabilidad limitada.

SOPA, PIPA, SINDE…

19 de enero de 2012

Artículos recientes

Contacto

Inicio

El Despacho

Socios

Áreas

Bofarull_%26_Bofarull_Abogados.html
Articulos___B+B_Abogados.html
Bofarull_%26_Bofarull_Abogados.html
El_Despacho___B+B_Abogados.html
Socios___B+B_Abogados.html
Areas___B+B_Abogados.html
Contacto___B+B_Abogados.html